Diez consejos psicológicos para sobrellevar un tratamiento de fertilidad


consejo psicológico en reproducción asistida

  • Acepta la situación. Reconocer la dificultad es clave para afrontarla. Un problema de fertilidad puede ser uno de los desafíos más difíciles con los que te llegues a enfrentar, por lo que reconocer que un problema de fertilidad implica una crisis es el primer paso para hacer frente a esta situación.
  • Resuelve todas tus dudas y miedos acerca de los tratamientos de fertilidad. Es frecuente que exista desinformación acerca de las técnicas y los procedimientos de cada una de ellas, solicita toda la información que necesites al equipo médico, esto te ayudará a eliminar tus inseguridades y miedos. Tendrás toda la información para tomar una buena decisión y resolver posibles incertidumbres, romper creencias erróneas que generen estrés o ansiedad, minimizándolas de este modo y aumentando la eficacia del tratamiento.
  • Planifica el tiempo y los recursos que estáis dispuestos a invertir. Si comienzas a pensar con anticipación hasta dónde estás dispuesta a llegar para quedarte embarazada, sentirás más control sobre tu vida, ya que establecerás unos límites. Es la decisión importante que necesitas tomar con tu pareja y/o tu médico. Comienza a analizar qué posibilidades tienes desde el punto de vista médico de quedarte embarazada, decidir qué tratamientos estás dispuesta a intentar, si existen los que no, y plantearte cuál es tu meta final.
  • Gestiona tus emociones. Expresa tus miedos, baja tu ansiedad por ejemplo, realizando ejercicios de relajación, y/o respiraciones, saca tu frustración, aumenta tu estado de ánimo disfrutando al máximo de tu tiempo, etc. Evita la tentación de culpabilizarte, de enfadarte contigo misma. Cuanto más tranquila y serena estés, mejor te adaptarás al tratamiento y mejor pronóstico tendrá.
  • Mira hacia delante con actitud positiva. Frena tus pensamientos negativos y afronta tu sueño con una sonrisa. Concéntrate ahora en el futuro. Es necesario ser optimista para poder hacer frente a un tratamiento de fertilidad, pero manteniendo la esperanza y gestionando los obstáculos hasta llegar a la meta.
  • Cuídate: Mantén unos buenos hábitos de alimentación y descanso, además de seguir las indicaciones del equipo médico, especialmente las pautas de medicación y los consejos de salud.
  • Disfruta de actividades agradables, al margen de la fecundidad. Cuida el resto de los aspectos de tu vida personal, no dejes atrás otros proyectos que te ilusionan y que te hacen sentir bien. Continúa disfrutando de las actividades que te gustan. Permítete decir que no a las actividades que giran en torno a bebés, si te generan malestar
  • Apóyate en tu pareja. Cuidar el uno del otro, manteniendo una actitud de escucha emocional, de tolerancia y comprensión, evitando las culpabilizaciones y repartiendo las tareas para compartir las posibles cargas. Es importante ayudarse mutuamente, os beneficiará más que nunca afianzar los lazos que os unen como pareja.
  • Potencia la vida sexual de la parejaEs esencial que tengan tiempo para la pareja y que se diviertan sin presiones de lograr una concepción. Tratad de recobrar el sexo placentero.
  • Busca apoyo psicológico. No estás sola, además del apoyo de tus seres queridos, puedes buscar el apoyo profesional cuando lo necesites, para la aceptación de la infertilidad o en la toma de decisión de los tratamientos de reproducción asistida, en el manejo de la ansiedad, para mejorar tu estado de ánimo, para mejorar la comunicación resolución de problemas y de expresión de emociones en la pareja. Para acompañamiento y aprendizaje de estrategias para cada una de las fases, especialmente de espera de resultados, o del duelo ante resultados negativos durante el tratamiento.

 

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *