¿Puede ser mi hijo hiperactivo?


rabietas, nervioso, niño

Si tu hijo, con frecuencia:

  • Parece que no escucha.
  • Le cuesta estar atento al pintar o hacer puzzles.
  • Se distrae fácilmente en tareas que requiere estar concentrado.
  • Parece que no puede estar quieto, mueve brazos y piernas en exceso.
  • Suele desplazarse corriendo.
  • Normalmente hace las cosas de forma rápida y cambiando frecuentemente de actividad.
  • Antes de acabar de dar la explicación de la tarea suele empezar.
  • Le cuesta respetar los turnos.

Es importante que aprenda a estar más tranquil@, y centrar su atención en las tareas, controlar su comportamiento, obeceder a sus padres y profesores para prevenir posibles dificultades posteriores.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *