Se puede prevenir las rabietas con el juego


pautas para rabietas

El JUEGO es la actividad propia de la infancia, y es importante para su adaptación y desarrollo.

Ayuda al niño a desarrollar todas sus funciones físicas, sensoriales, intelectuales, afectivas y sociales.

– Dan salida a las necesidades y los deseos. pautas para rabietas

– Fuente de aprendizaje.

– Favorece el desarrollo físico.

– Estímulo para la creatividad.

– Desarrollo de sus habilidades y capacidades.

– Aprenden a ser sociables.

– Aprenden normas de comportamiento.

Y por supuesto el juego es un recurso más para prevenir las RABIETAS, característica esencial de esta etapa del desarrollo evolutivo, ya que es normal que los niños se frustren y exploten.
pautas rabietas
Algunas ESTRATEGIAS que te pueden ayudar son:
  • Jugando les enseñamos que pueden obtener nuestra atención por conductas adecuadas.

-Por ejemplo: podemos evitar una rabieta, si estoy planchando o doblando ropa y me demandan atención de forma inadecuada, es mejor que reconduzcamos la situación jugando con ellos al “veo, veo” y les enseñamos que hay formas de prestarles la atención de forma adecuada mucho más agradable para toda la familia.

  • Obedecer ante nuestras instrucciones.

-En niños que son muy desobediente una buena forma de comenzar a fomentar la obediencia es de forma lúdica, siempre que no sean normas o hábitos importantes del hogar, podemos jugar a “ahora toca hacer….” o “ahora mando yo, ahora mandas tu”.

A contuación se irán demandando un mayor cumplimiento de las instrucciones en las tareas cotidianas que les agraden, para posteriormente realizarlo en todas las normas e instrucciones necesarias.

  • Enseñamos autocontrol. Enseñamos tolerancia a la frustración.

-Podemos enseñar a  canalizar el enfado a nuestros hijos con juegos: hinchar un globo imaginario, respirar fuerte, apretar los puños o contar hasta 5. Suele ser un gran facilitador el que actúemos también como modelos, realizando estas estrategias también nosotros.

-Realizar juegos que enseñarles a ser menos impulsivos como contar hasta 5 para poder abrir el baúl de los juguetes o dando 10 pasitos pequeñitos hasta llegar al baúl. Jugar al STOP con música o con la pelota.

  • Recurso para distraer y redirigir su interés o poder reconducir una situación difícil.

– Por ejemplo: Peter Pan te ha escrito una carta para ver las cosas que tenemos que hacer esta tarde.

– Con historietas, personajes, canciones, con marionetas  además de distraerles, les enseñamos valores, habilidades…

-Muchas veces queremos que se den prisa por la mañana, para coger el autobús, para salir de casa, ¿por qué no hacerlo divertido?seguro que si  vamos saltando por las baldosas de la calle, vamos andando como liebres veloces…lo conseguimos de forma más sencilla y placentera.

-Cambio de actividad o de lugar. Cuando ya están cansados de pintar, de esperar en la sala de espera del médico, en el restaurante, sorpréndeles con un juego nuevo, una historia con un final misterioso.

  • Evitamos situaciones de no actividad o aburrimiento, que en ocasiones desembocan en rabieta.

-Por ejemplo: Si estamos esperando el autobús, podemos cantar canciones, contar los coches rojos que pasan, etc.

  • Aceptación de las normas del juego:

-Si jugamos anticipando unas reglas que debemos seguir todos estamos enseñando a seguir las instrucciones o normas de la vida cotidiana.

Un ejemplo de las normas que podríamos establecer para jugar a los bolos sería:

1. Pondremos los bolos colocados en dos filas, 3 y 2.

2. Tiraremos los dos desde esta línea.

3. Un turno cada uno y después de tirar, colocamos los bolos al otro para que pueda tirar.

4. Aplaudiremos los dos cuando alguno tire bolos y respiraremos fuerte si no damos a ningún bolo para evitar enfadarnos y acabar jugando los dos contentos.

  • Enseñamos y fomentamos que compartan.

-“Qué bien así lo podemos disfrutar todos”: Jugar a pasarnos en círculo a nuestra mascota o juguete preferido puede ser una de las estrategias, así como Cada rato jugamos uno con cada cosa y luego nos lo cambiamos. Compartir los colores para pintar y decir cómo nos lo tenemos que pedir o dejar en la cestita de la mesa para poder usarlos los dos.

  • Enseñarles a respetar su turno, a recoger los juguetes

-Establecer rutinas como decir la frase “Uno, dos y tres y yo esperare”, “Y le toca a….”, cantar “a recoger a recoger”. Establecer un orden de como recoger los juguetes, por ejemplo: Primero lo grande y después lo pequeño o por colores.

Pero sobretodo, la regla de oro es:

Tener mucha imaginación para poder crear juegos para diferentes situaciones, tareas o hábitos, o según lo que quiero que aprendan mis hijos.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *