Pasividad-Asertividad-Agresividad: 1


habilidades sociales

¿Dónde te situarías en el continuo de la asertividad?

Podemos definir la asertividad como un rasgo de la conducta social que se caracteriza por una comunicación abierta y franca, manteniendo a la vez el respeto con las posturas de los demás interlocutores. Aunque discrepe de las opiniones de los demás, una persona asertiva muestra una gran capacidad empática y es capaz de ponerse en el lugar de sus oponentes. La asertividad no reduce los conflictos, pero sí contribuye a generar un ambiente en e que pueden ponerse de manifiesto y eventualmente solventarse. (Definición Diccionario de Psicología. Larousse).

 

En definitiva podemos afirmar que la finalidad de la conducta asertiva es comunicar nuestras ideas y sentimientos o defender nuestros legítimos derechos sin la intención de herir o perjudicar, actuando desde un estado interior de autoconfianza.

 

Como estrategia y estilo de comunicación, la ASERTIVIDAD se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la AGRESIVIDAD y la PASIVIDAD.

 

Pongamos un ejemplo para poder identificar claramente los tres estilos:

Usted se sienta en un restaurante a cenar. Cuando el camarero le trae lo que ha pedido, se da cuenta de que la copa está sucia, con marcas de pintura de labios de otra persona. Usted podría:

  • ESTILO PASIVO: No decir nada y usar la copa sucia aunque a disgusto.
  • ESTILO AGRESIVO: Armar un gran escándalo en el local y decir al camarero que nunca volverá a ir a ese establecimiento.
  • ESTILO ASERTIVO: Llamar al camarero y pedirle que por favor le cambie la copa.

 

Algunas señales que nos pueden ayudar a empezar a identificar nuestro estilo son:

 

CARACTERISTICAS DE LA CONDUCTA:

–  Pasiva: Emocionalmente poco sincero, indirecto, se niega a sí mismo, inhibido.

– Asertiva: (Apropiadamente). Emocionalmente sincero, directo, se valora a sí mismo, expresivo.

– Agresiva: (Inapropiadamente). Emocionalmente sincero, directo, se valora a sí mismo a costa de los demás, expresivo.

 

TUS SENTIMIENTOS CUANDO TE COMPORTAS ASI:

–  Pasiva: Herido, ansioso, en el momento y, posiblemente, enfadado después.

– Asertiva: Resuelto, te respetas a ti mismo en ese momento y después.

– Agresiva: Estirado, superior, despectivo en ese momento y posiblemente culpable después.

 

SENTIMIENTOS DE LOS OTROS RESPECTO DE SI MISMOS CUANDO TE COMPORTAS ASI:

–  Pasiva: Culpable o superior.

– Asertiva: Valorado o respetado.

– Agresiva: Herido, humillado.

 

SENTIMIENTOS DE LOS OTROS RESPECTO DE TI CUANDO TE COMPORTAS ASI:

– Pasiva: Pena, irritación, disgusto.

– Asertiva: Normalmente respeto.

– Agresiva: Deseo de venganza.

 

CONDUCTAS NO VERBALES:

– Pasivas:

– Tono de voz bajo y blando.

– Habla monótona y vacilante.

– Retorcerse las manos.

– Retroceder cuando se le hace una observación asertiva.

– Cubrirse la boca con la mano.

– Contacto ocular evasivo.

– Habla con carraspeos.

– Aferrarse a la otra persona.

– Hombros encogido y encorvados

– Gestos nerviosos que distraen al oyente

– Asertivas:

–  Voz apropiadamente alta a la situación.

– Contacto ocular firme, no fijo o derrumbante.

– Habla fluida, expresión clara, sin vacilaciones, enfatizando las palabras claves.

 

– Agresivas:

– Voz estridente o sarcástica y/o condenatoria.

–  Contacto ocular dominador y derrumbante.

–  Gestos corporales paternalistas, con excesivo señalamiento con el dedo.

 

OTRAS CARACTEISTICAS NO VERBALES:

Las personas asertivas realizan respuestas más rápidas, replican durante más tiempo. Evidencian un afecto más profundo, aceptan menos lo que se les pide, solicitan mayores cambios en los demás, mantienen una postura corporal relajada, mayor expresión facial (sonrisa o llanto), la cabeza se mantiene alta y orientada hacia el interlocutor, etc.

 

CARACTERISTICAS COGNITIVAS: Auto-habla y conocimiento de la conducta asertiva

 

 

Es cierto, que tal y como hemos apuntado anteriormente, es un continuo y como tal existen muchas grados entre estos tres estilos, son infinitas las situaciones y conductas que manifestamos en el día a día, y además existen diferentes variables que pueden diferenciar nuestra forma de comportarnos, como por ejemplo, el estado de ánimo del momento, con la persona que suceda, en el contexto o área personal que se desencadene la situación y un largo etc.

Pero me gustaría conseguir con la lectura de estas líneas, que en este ritmo de vida tan ajetreado que llevamos actualmente, que nos paráramos a reflexionar y a analizar por un momento que tipo de comportamiento suelen ser los más frecuentes en nuestras interacciones sociales.

Y que nos planteáramos si las conductas pasivas y agresivas son las adecuadas si pretendemos reducir nuestro estrés, aumentar nuestro bienestar o mejorar nuestras relaciones sociales.

Me gustaría reflejar que una de las razones por la cual la gente es poco asertiva, es debido a que piensan que no tienen derecho a sus creencias, derechos u opiniones, así que os recomiendo releer los derechos asertivos primero de todo.

Y posteriormente, recordemos que como cualquier otra conducta, la asertividad son habilidades que se pueden ir aprendiendo con la práctica.

En este sentido, el entrenamiento asertivo consiste en enseñar que la gente tiene derecho a defender sus derechos ante situaciones injustas. Y aprender estrategias para mejorar sus habilidades sociales, algunas de ellas nos suenan a todos, la aceptación de las críticas, saber decir que no, realizar cumplidos y críticas de forma constructiva.

Así que como ejercicio para nuestro bienestar personal, ¿qué tal empezar a reflexionar sobre nuestras interacciones sociales y empezar a practicar en situaciones cotidianas para situarnos las máximas veces en el estilo asertivo?

 


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Un comentario en “Pasividad-Asertividad-Agresividad: